9:45 am.
- 23/09/2017 0 comentarios | | |

Ciencias sin límites

El Banco de Sangre del Hospital Comandante Pinares, en San Cristóbal, se distingue por el número y uso de las donaciones de sangre, plasma y la realización de pruebas especiales de calidad a los hemoderivados, además de la docencia y el liderazgo nacional en la Medicina Regenerativa.
Elena Milián Salaberri elenams18081966@gmail.com

Conjugar las donaciones de sangre, plasma y la realización de pruebas especiales de calidad a los hemoderivados, con la docencia y prácticas de Medicina Regenerativa, posiciona en la avanzada científica al Banco de Sangre del Hospital Comandante Pinares, en San Cristóbal.

La doctora Celia de los Ángeles Rodríguez, jefa de ese departamento, significó la prioridad que confiere el país a colocar los servicios de la Medicina Transfusional a la altura de los correspondientes a otras especialidades, lo cual ha motivado el quehacer en la institución, donde actualmente se forman como profesionales más de 40 estudiantes.

“Mensualmente recibimos 379 donaciones de sangre de manera voluntaria, fruto del trabajo coordinado entre el Ministerio de Salud Pública y los CDR en los municipios de San Cristóbal, Candelaria y Bahía Honda, encargados de tributar al centro.

“Eso propicia el cumplimiento de tan vital indicador, una de nuestras misiones básicas, junto al envío de plasma a la industria farmacéutica; entretanto, mantenemos por debajo del cuatro por ciento el reporte de bajas de los componentes de la sangre”.

Esto último, agregó, hace mínimos los índices de desechos; por tanto, revela una eficiencia lograda, fundamentalmente, gracias al rigor de los profesionales en la entrevista al donante.

“Disponer de unos 50 donantes controlados con los llamados grupos sanguíneos raros o factor RH negativo, coloca al banco en posición de responder a urgencias que así lo requieran, con prioridad para el Programa Materno-Infantil”.

De acuerdo con la especialista, constituye otro logro la  incursión en la plasmaféresis o extracción automática del plasma, línea que permite donar quincenalmente, en lugar de cada tres o cuatro meses. Hoy este proceder involucra a unos 35 donantes, pues tienen como requisitos el rango de edades entre 20 y 50 años, un peso superior a los 57 kilogramos y se es muy estricto en cuanto a sus antecedentes patológicos. Incorporar más personas al grupo es una proyección en la cual también resultará decisivo el apoyo de los CDR.

La profesionalidad de este centro es reconocida por cada visitante, por lo cual “vale la pena climatizarlo, si bien se ha mejorado la carpintería y el falso techo es nuevo”, opinaron varios pacientes en espera la semana anterior de las bondades de la Medicina Regenerativa, un servicio de élite en el hospital, al cual se incorporó el banco de sangre.       

Cabe precisar que Cuba integra la lista de solo 12 países de las Américas que tienen ciento por ciento de donaciones de sangre voluntarias y regulares, no remuneradas, según reciente enunciado de las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS).

9:45 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES