10:15 am.
- 17/05/2017 0 comentarios | | |

La Caridad y sus 36 hechizos

En septiembre de 1959, mientras recorría la Hacienda Cortina, hoy Parque Nacional de La Güira, en la Sierra de los Órganos, Pinar del Río, Fidel fue impactado por la belleza del entorno, y sugirió extender por valles, playas y montañas una forma de alojamiento y disfrute al alcance de todos los cubanos.
Varios Autores digital@artemisa.cip.cu

Por PEDRO LEÓN LLANO (*) y JOEL MAYOR LORÁN

Inspirado en los bellos paisajes de nuestro archipiélago y en la experiencia de los centros de pioneros exploradores, nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro pensó en involucrar a jóvenes y adultos, en compartir ese placer incomparable que la Naturaleza puede brindar al hombre. Así surgió el Campismo Popular en Cuba.
En septiembre de 1959, mientras recorría la Hacienda Cortina, hoy Parque Nacional de La Güira, en la Sierra de los Órganos, Pinar del Río, Fidel fue impactado por la belleza del entorno, y sugirió extender por valles, playas y montañas una forma de alojamiento y disfrute al alcance de todos los cubanos.
La idea no se pudo materializar de inmediato. Solo en abril de 1981 se dieron los primeros pasos para organizar un plan masivo de acercamiento a la Naturaleza, como vía saludable de garantizar las vacaciones del pueblo trabajador.
Guiada por la premisa de escoger lugares naturales que facilitaran la acampada y excursionismo, sin dañar zonas protegidas del entorno y mediante precios módicos, la Unión de Jóvenes Comunistas puso manos a la obra.
Y el nacimiento oficial ocurrió el 16 de mayo de 1981, en las bases La Caridad, Cueva de los Portales, Salto de los Portales, Cajálbana, El Calvario y Pica Pica, primeras instalaciones abiertas a los campistas. Eran 2 400 capacidades y, al cierre de agosto, 13 630 cubanos las habían visitado.
Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, ya el Campismo era una modalidad turística muy practicada en el mundo; en aquellos tiempos se puso gran cantidad de tiendas de lona, cantimploras y otros medios a disposición de los amantes de la recreación al aire libre.
Hoy toda Cuba está sembrada de instalaciones, rústicas al inicio y luego más confortables, pero igual de integradas armónicamente al medio natural circundante, y desde 1999 integran el Grupo Empresarial Campismo Popular, perteneciente al Ministerio de Turismo.
A partir de considerables inversiones, se han sucedido las reparaciones capitales y el mantenimiento preciso para un cambio de imagen. Temporalmente disminuyen las capacidades disponibles a ofertar, en tanto se eleva el confort.

No solo la Naturaleza
Mucho ha cambiado el campismo La Caridad, situado en el municipio de Candelaria, desde cuando tenía 392 tiendas de campaña de dos, cuatro y seis capacidades, o desde 1982, cuando dispuso de cabañas rústicas de madera, hasta 1986 cuando construyeron las primeras de mampostería y, principalmente, hasta las 20 cabañas modernas de hoy.
Siete huéspedes de Artemisa, igual cantidad procedentes de Matanzas, tres de Güira de Melena y dos de Quivicán, en Mayabeque, coincidieron en elogiar la instalación, especialmente el buen trato de su personal y el servicio de excelencia en todas las aéreas.
Todos insistieron en cuán satisfechos están con la atención y el interés por que se sientan bien, la constante preocupación, la calidad y variedad de las ofertas en el restaurante y los servicios gastronómicos, la limpieza y embellecimiento del lugar, las ofertas de recreación… y manifestaron deseos de volver.
Tales criterios no son nuevos; se suceden a través de 36 años, con cada nuevo cliente, o con los muchos que regresan. Son 36 hechizos, y no solo las excursiones, los paseos, la exploración, la tranquilidad y la belleza de aquel paraje, sino el amor con que se sienten cobijados. Queda casi en un plano irrelevante el daño que ocasiona la sequía, al no poder disfrutar de la piscina natural.
Prefieren aludir a lo que manifestaron los trabajadores: la unión entre ellos, los deseos de que su campismo marche bien y el empeño en ser mejores. Se aprecia que les agrada trabajar allí; incluso afirman que Alfredo Hernández, el director, es el primero en quitarse la camisa y sudar junto a cada uno.
Mailín Baños, Apolinar Sarriegui, Gregorio Errasti, Alberto Borrego y otros como Juan Madera, ya con 19 años en la instalación candelariense, defienden cual si fuera suyo ese hermoso lugar.
Las capacidades en el campismo La Caridad suelen estar siempre cubiertas. En 2016, recaudaron un millón de pesos, una cifra sin precedentes, y sobrecumplieron los indicadores físico-campista-día, de recreación gastronómica y de alojamiento.
Esta instalación fue sede del acto nacional por el quinto aniversario del Campismo, en 1986, y una vez más el 13 de mayo de 2003, por el cumpleaños 22, tras la última remodelación. La Caridad está en el corazón de la gente que la elige una y otra vez, de quienes han sucumbido a sus 36 hechizos, y seguro también a los 37, a los 38…

(*) Vicedecano de Desarrollo de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas, Universidad de Artemisa
 

Mucho ha cambiado el campismo La Caridad, situado en el municipio de Candelaria
Mucho ha cambiado el campismo La Caridad, situado en el municipio de Candelaria
10:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES