9:15 pm.
- 15/01/2015 0 comentarios | | |

Cabañas, mucha memoria en 200 años

En reunión de la Asociación de Combatientes de laRevolución Cubana en Cabañas, dos protagonistas de la historia, Roberto Rodríguez y Jorge Díaz, recordaron que la columna N0 2 Ciro Redondo, bajo el mando del capitán Rogelio Payret, (Claudio), acampó el primero de enero de 1959 en la Finca Orduñez, en el valle de San Claudio, para esperar instrucciones del Comandante en Jefe Fidel Castro desde Santiago de Cuba
Daniel Suárez Rodríguez daniel@artemisa.cip.cu

René González Novales, en su testimonio Al pie del Rubí, reseña gran parte de la epopeya rebelde del Frente Guerrillero pinareño, y refiere la toma del Regimiento Rius Rivera, en la occidental provincia, por bisoños combatientes de Cabañas.

Es este uno de los episodios más audaces y menos conocidos de la historia combativa de este pueblo, cuyos hijos batallaron junto a Antonio Maceo al penetrar por esa zona en su campaña invasora.

En reunión de la Asociación de Combatientes de laRevolución Cubana en Cabañas, dos protagonistas de la historia, Roberto Rodríguez y Jorge Díaz, recordaron que la columna N0 2 Ciro Redondo, bajo el mando del capitán Rogelio Payret, (Claudio), acampó el primero de enero de 1959 en la Finca Orduñez, en el valle de San Claudio, para esperar instrucciones del Comandante en Jefe Fidel Castro desde Santiago de Cuba.

El dos de enero los hombres de Payret tomaron el Escuadrón de Bahía Honda, y después con entusiasmo, marcharon a Pinar del Río para hacer lo mismo con el Regimiento Juan Rius Rivera, para lo cual Payret estimuló la moral combativa y la vergüenza de sus combatientes recordándole a Chicho Sotero, quien iba al frente del grupo de refuerzo: “…ten presente que los cabañenses siempre hemos estado a la vanguardia ante cualquier situación”

Conociendo la importancia de la misión salen por el circuito norte La Palma-Viñales y llegan a Pinar en la madrugada. Allí conocieron que el jefe de la plaza militar, Coronel Evelio Miranda, había escapado y que el Comandante Escalona y otros combatientes clandes-tinos del Movimiento 26 de Julio, hacían trámites con el Coronel Cué, del ejército de la tiranía, para gestionar la rendición del Regimiento con el Estado Mayor del Ejército en Columbia.

En la puerta principal, Posta N0 1, frente a la carretera central, estaba el oficial rebelde Humberto Núñez con varios compañeros. Ante la dilación evidente del acto de rendición se acrecentó la disposición de los combatientes y Chicho Sotero plantea al oficial antes referido…“en vista de que la tiranía ha sido derrocada, nosotros los combatientes de Cabañas, por orden expresa del Capitán Claudio, vamos a entrar”.

Sin dar tiempo a una respuesta del oficial, penetraron en la fortaleza, sin resistencia, a pesar de su sistema defensivo y de permanecer dentro de la misma más de mil efectivos entre oficiales y soldados, con modernos armamentos. Ya el reloj marcaba las cuatro de la mañana del tres de enero del 59. No se conoce otra plaza militar de la tiranía con tal envergadura tomada por una tropa formada mayormente por noveles combatientes.

En el parte de los primeros días del triunfo revolucionario, la edición N0 3 del periódico Sierra Maestra, órgano oficial del Movimiento 26 de Julio, publicó una nota con fotografía incluida en la que aparecen los primeros rebeldes que llegaron al campamento Rius Rivera, en Pinar del Río.

Gustavo R. Téllez, Jorge Romero, Félix Cabrera, Humberto Pérez, Raúl Méndez, Andrés María Rodríguez, Pedro V. Fernández, René Álvarez, Mario Arteaga, Evaristo Martínez, Alipio González, Eduardo y Mario Pérez, Gregorio Hernández y Roberto Rodríguez.

Otros compañeros de Cabañas que participaron en la toma del Regimiento y que no aparecen en el listado del Sierra Maestra son: Jorge Díaz, Gil Abad Colás (Macoile), Ernestino Sotero (Chi-cho), José Fernando Hernández (Nando), Dagoberto Santos (Guapería), Sergio Lugo (Castrillón), Jesús Delgado Valdés (Mendú Spengler), Eleuterio Pedro González (Walí), Raimundo Mirabal Chirino (Mundo).

En la actualidad recopilan otros nombres de los valientes cabañenses que participantes en la acción. Un hecho para anotar en la historia artemiseña.

9:15 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES