8:00 am.
- 31/05/2018 0 comentarios | | |

De bailarina a reina de Caissa

Por estos días Aliett, acompañada por otros chicos de su Guanajay, participó en el torneo internacional Capablanca infantil, donde el pasado año reinó en la categoría sub 10 y ahora culminó en el puesto 22 de la clasificación general.
Osniel Velasco Hernández osnielvelazco10@gmail.com

A sus nueve años Aliett Valdés Boza parece tener demasiada energía para su menudo porte. Intranquila casi todo el tiempo y penosa a la hora de hablar de sí misma; sin embargo, se transforma en otra persona cuando tiene un tablero de ajedréz delante.
En el mundo de las 64 casillas, esta pequeñita se convierte en toda una estratega militar, de mente fría y calculadora, tranquila y concentrada en inclinar el rey oponente. De eso pueden dar fe sus rivales en el reciente XVI Festival Ajedrecístico de la Juventud, celebrado en Venezuela, donde ganó de forma casi perfecta.
Allí, no solo arrasó en la categoría sub-10, también resultó campeona absoluta del evento y la mejor jugadora del torneo, al vencer en ocho de sus nueve partidas.
Tras su vuelta a Cuba, todos los vecinos la recibieron con carteles, banderas cubanas, un cake, globos y un gran ¡FELICIDADES! pintado en la calle. “Fue muy bonito, disfruté mucho de la fiesta y luego me entregaron reconociminetos, en el CDR, en el Inder y en la escuela”, recuerda Aliett.

Apertura de la reina
Todo comenzó cuando apenas tenía cinco años y aprendió a mover las piezas. Yuliet, su mamá, la llevaba a clases de baile español, hasta que de casualidad pasaron por la academia y ella vio a otros niños jugando; entonces cambió el baile por el juego ciencia.
A partir de ese instante su crecimiento dentro del reino de Caissa ha sido vertiginoso, y desde hace un tiempo se encuentra en el grupo de alto rendimiento de la Academia Municipal José Raul Capablanca, aquella donde todo comenzó por casualidad.
El título en Venezuela se añade a otros conseguidos en varios eventos nacionales durante el pasado año y al cuarto puesto en un torneo internacional en Panamá; pero sin dudas, su mayor logro había sido el título en el pasado Capablanca Infantil.
Estos resultados no son el fruto únicamente del talento natural, Aliett casi vive para la escuela y el ajedrez, el cual entrena casi siete horas diarias, hasta las nueve del noche.
“Para los niños es bien difícil llevar la escuela y la preparación a la vez; sin el apoyo de toda la familia sería imposible, le ayudamos con las tareas, su abuela le copia muchas clases cuando va a los torneos y siempre estamos pendientes de todo”, asegura Yuliet Boza, su mamá.
“Los entrenadores y nuestros compañeros son como otra familia, en el grupo de la academia hacemos actividades, cumpleaños colectivos y hasta jugamos otros deportes para la preparación física: sin la dedicación de los profes Emilio Hernández y Juan Eduardo Fernández no tendríamos tan buenos resultados”, confiesa Aliett.
Por estos días Aliett, acompañada por otros chicos de su Guanajay, participó en el torneo internacional Capablanca infantil, donde el pasado año reinó en la categoría sub 10 y ahora culminó en el puesto 22 de la clasificación general.
 

8:00 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES