9:30 am.
- 09/05/2018 0 comentarios | | |

Bahía de futuro, moderna e inteligente

La Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), se convertirá –inevitablemente- en una ciudad, de esas creadas artificialmente para resolver necesidades de una nación, el imperativo de atraer inversiones, de lograr el desarrollo económico y sostenible.
Osniel Velasco Hernández osnielvelazco10@gmail.com

El ajetreo constructivo no cesa. Quienes la visitan con cierto margen de tiempo, apenas la reconocen por el rápido crecimiento de lo que una vez fue un amplio terreno semidesierto, como olvidado por la acción transformadora del hombre.
La Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), se convertirá –inevitablemente- en una ciudad, de esas creadas artificialmente para resolver necesidades de una nación, el imperativo de atraer inversiones, de lograr el desarrollo económico y sostenible.
Bañada por las aguas de su bahía y rodeando un muelle que debe expandirse mucho más, cada día progresa esa ciudad del futuro, una que se cimenta con los más modernos preceptos de planificación y construcción, la cual deberá ser además inteligente, para poder subsistir en el cruel mundo de la competencia económica.
Así debe pensarse cada detalle, pues los servicios y capacidades tecnológicas que sea capaz de brindarles a sus usuarios, la harán más llamativa o no a la hora de atraer inversionistas a este suelo artemiseño, donde rebajas arancelarias e impositivas ofrecen todas las zonas de este tipo en el mundo.
Dentro de este concepto de ciudad moderna e inteligente se incluyen el prever las necesidades que esta tendrá en un futuro, y no solo a corto o mediano plazo. Aquí se ha de dejar espacio para anchar las carreteras cuando se precise, soterrar todas las redes, pensar en el encadenamiento productivo y utilizar las últimas nociones en manejo de mercancías, logística y transporte.
También establecieron respetar una línea costera de 300 metros para alejar las construcciones del embate del mar y su nivel cada día más alto, así como de los fenómenos naturales, entre otras muchas maneras de crear las mejores condiciones posibles para sus usuarios.

Futuro: tecnologías limpias y de punta
A decir de especialistas de la dirección de Ciencia y Tecnología de la Oficina de la ZEDM, el respeto al medio ambiente debe ser prioridad, por eso se promueve el uso de energías renovables y de modernas tecnologías más eficientes en su consumo. Los techos de las industrias serán aprovechados como campos de paneles solares, y la Unión Básica Eléctrica les comprará a estos usuarios la energía sobrante.
Ya en la Zona funciona el techo generador de energía más grande de Cuba, instalado en la Empresa Servicios Logísticos de Mariel y que produce diariamente entre cuatro y cinco Megawatts. También la aledaña fábrica de pinturas de capital mexicano, instaló estos paneles en su cubierta como un ejemplo de conciencia medioambiental.
En materia de tecnología, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) aprobó en 2015 la Resolución 397, especial para la ZEDM; la cual establece entre otras cosas que ese ministerio y la Oficina de la ZEDM deben evaluar al detalle el tipo de aparatos técnicos, modernidad, procedencia, vida útil, nivel de automatización, entre otros, antes de aprobar o no el proyecto del inversionista.
Otras cuestiones que deben argumentar los solicitantes para operar allí son la racionalidad en el aprovechamiento del espacio físico, en dependen¬cia del volumen de producción, o la flexibilidad de los equipos para la diversificación de las producciones y la obtención de nuevos bienes, siempre bajo las especifi-caciones técnicas y medioambientales establecidas.
Ya hoy son palpables muchos de estos adelantos, desde los propios procesos constructivos, tanto en las infraestructuras de servicios, viales, puentes, como en las propias plantas productivas o los edificios multiu-sos; se manejan las más nuevas tecnologías y equipos para acelerar estas acciones.
Así, con los brazos abiertos y cada uno de los detalles pensados, reciben la ZEDM y su bahía a los inversionistas que deseen asentarse en este pedacito de suelo artemiseño, el cual una vez fue un terreno olvidado y hoy crece a ritmo vertiginoso. Así, Mariel abre sus aguas al futuro y al progreso.

9:30 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES