10:00 am.
- 13/02/2017 0 comentarios | | |

Para las aves, ante todo, mucho amor

La misma pasión despiertan las aves en el güireño Lázaro Fiallo, con un poco más de tiempo en el oficio y varios premios en certámenes. Confiesa vivir enamorado de sus pajaritos. “Es una labor de todos los días, sin fines de semana ni vacaciones, pero con una gran compensación: ver a esos animalitos nacer, crecer, desarrollar un plumaje bello, entonar trinos y en cierta forma amaestrarlos”.
Adianez Fernández Izquierdo adianez.fernandez@gmail.com

Aunque ningún gran cartel distingue el lugar es fácil llegar hasta allí. Incluso si cierras los ojos, el solo trinar de las aves te lleva directo, sin temor a la equivocación. Ya dentro, el espectáculo toma otras dimensiones. Y entonces es imposible no mirarles embobecida, encantada por los diversos colores y formas.

Estamos en la calle Cuba (86), número 8508, entre 85 y 87, en Güira de Melena, al interior de un patio perfectamente ordenado, pero parece la selva virgen, a juzgar por la cantidad de aves y la diversidad de trinos.

En esa casona, sede también de la Asociación Ornitológica de Cuba (Anoc), radica desde el 20 de septiembre de 2013 la Cooperativa No Agropecuaria (CNA) de Ornitología de la provincia, una de las 17 existentes en el país.

En esa fecha, un grupo de criadores de los 11 municipios de Artemisa, unieron su suerte en el empeño de producir, acopiar y comercializar aves ornamentales, incluidas la exportación e importación, tal como establece la Resolución 593 del 2013, firmada por el Ministro de la Agricultura.

Más allá de esta misión, tienen un fuerte encargo estatal: abastecen de alimentos y otras necesidades a todos los miembros de la Anoc en el territorio, sean o no cooperativistas.

Pedro Luis Tabares, al frente de la CNA y además presidente de la Anoc en la provincia, valoró de positiva esta forma de gestión. “Al tener capacidades para importar y exportar a través de la Cooperativa Ornitológica Importadora y Exportadora (Cocimpex), radicada en La Habana, tenemos garantizado, si se hace bien la planificación, los alimentos para las aves y un destino seguro, con ganancias para todos, fundamentalmente para el criador”.

Los asociados, a diferencia de otras cooperativas, están en sus casas, criando a sus animales. “Semanalmente recibimos un informe del estado en que están, la cantidad, y les solicitamos de acuerdo al pedido que haga Cocimpex. A su vez, ellos demandan las necesidades de alimentos, jaulas y anillos que llegan también procedentes de la importación o por la autogestión de la cooperativa. Cuando las aves están listas, el propietario las trae y se efectúa la compra”.

Igualmente están facultados para comprar aves a cualquier criador, siempre que cumplan con los requisitos establecidos, y vender directamente a personas naturales o a hoteles y otras entidades que deseen ambientar espacios. “Solo deben contactar con nosotros, hacemos el contrato y les proporcionamos las aves y los alimentos”, señaló.

Aclara que las aves son no endémicas, pues la endémicas solo pueden criarse, bajo autorización y supervisión del CITMA, fundamentalmente para participar en concursos y exposiciones nacionales o internacionales y bajo ningún concepto pueden exportarse.

Como dato significativo, revela que el 2015 exportaron 4 313 aves mientras que al año siguiente la cifra creció en 504 ejemplares. Predominaron el perico, y el roseicollis.

 

Hobby devenido empleo

Desde Bahía Honda llegó Heriberto Travieso, hasta la sede. En sus manos, una jaula donde guardaba celosamente varias aves que traía para vender. Desde hace cinco años comenzó a criar pericos y cacatillos y hoy es uno de los 52 asociados.

Mientras Pedro Luis las examinaba una a una, cuidando no perder un detalle: peso, estado del plumaje, pico, patas, anillo, el criador sentía tranquilidad. La distancia de la casa no era un problema. Allá habían quedado su esposa e hijas, quienes también asumen el cuidado de los pequeños animalitos.

Lo que empezó como un hobby es hoy un empleo en el sector no estatal, un trabajo que disfruta como ningún otro y al que añade enormes cuotas de amor. “Cada criador tiene su forma de alimentar y criar a los pichones, pero considero que lo más importante en esto es la entrega y la constancia. Eso lo agradecen mucho”.

La misma pasión despiertan las aves en el güireño Lázaro Fiallo, con un poco más de tiempo en el oficio y varios premios en certámenes. Confiesa vivir enamorado de sus pajaritos. “Es una labor de todos los días, sin fines de semana ni vacaciones, pero con una gran compensación: ver a esos animalitos nacer, crecer, desarrollar un plumaje bello, entonar trinos y en cierta forma amaestrarlos”.

Dedicado fundamentalmente a la cría de cacatillos, este hombre siente satisfacción de ser asociado. “Tengo empleo en lo que me gusta, garantía de alimentos y mercado para mis aves, y percibo ganancias”.

Asimismo, pueden vender a personas naturales todas aquellas aves que no se demanden para la exportación.

Única de su tipo en la provincia, esta CNA agrupa a criadores de los 11 municipios de Artemisa. Durante los tres años de creada ha sido rentables, en tanto a nivel individual, entre los asociados, crece la pasión y la entrega. La salud de esos pajaritos, el colorido de sus plumas y la claridad con que entonan las melodías están dispersos ahora por Cuba y el mundo, pero llevan tras de sí historias de mucho amor, ese que le profesaron los criadores artemiseños.

 

Requisitos para pertenecer a la CNA de Ornitología

  • Ser miembro de la Asociación Ornitológica de Cuba
  • Ser criador de aves
  • Estar durante un año vendiéndonos aves sistemáticamente

 

Contactos para los interesados en adquirir animales dentro y fuera de Cuba

CNA Ornitológica

Teléfono: 47423787

Correo electrónico: ornitologica@art.minag.cu

Cooperativa Ornitológica Importadora y Exportadora

Teléfono: (7)640 4275 y (7)640 4289

Correo electrónico: cocimpex@gmail.com

Noticia relacionada:

Cooperativa de canarios y cacatillos

 

10:00 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES