Enero 23, 2018 - 10:30am
- 23/01/2018 1 comentario | | |

Angerona también en un pentagrama

En cambio, habla con pesar de que en el extranjero no se conoce demasiado la música cubana más contemporánea, aunque la “música vieja” (Sindo, Corona, Matamoros, María Teresa Vera...) sí ha hecho empatía con seres humanos de todos los confines, al extremo de que en la distante Finlandia les han pedido de pronto el gran clásico de Isolina Carrillo: Dos gardenias.
Miguel Terry Valdespino nadiemebusca@yahoo.com

Anda sonando por los predios artemiseños, y fuera de estos, el quinteto Angerona, fundado el 30 de abril de 2010, y conducido por el bajista y arreglista Germán Gómez Amaro.

Contrariamente a las pretensiones de otros grupos, decididos a radicarse en la capital cubana, para ver si la suerte le sonríe con dientes más luminosos, la tropa de este quinteto echó raíces en su tierra natal y a ella le agradece eternamente todo el apoyo recibido hasta ahora.

Graduados sus cinco integrantes de la Escuela Nacional de Arte (ENA), empeñados en defender la música tradicional cubana desde la salsa y el son, con incursiones en los acordes de la cumbia y la bachata, exhiben en su repertorio piezas de autores más contemporáneos como José Alberto Márquez, Lázaro Rodríguez y Fidel Posada.

“En Cuba trabajamos también en espacios dedicados al turismo –asegura Germán-: en los hoteles Plaza, Parque Central y Meliá Cohíba, y lo hemos hecho, además, en la embajada de México, en el Campamento Internacional Julio Antonio Mella, y en la sede del Minint en la provincia, donde hemos sido parte habitual de muchas de sus actividades, y en la Casa de la Música artemiseña”.

Fuera de Cuba, el quinteto Angerona ha actuado para el público de Surimam, adonde fueron invitados por el presidente de esa nación caribeña, y para el de países como Guatemala, España, Finlandia y Suecia. Salvo Miguel de Unamuno, el gran novelista español, pocos pueden blasonar de haber sido profetas en su propia tierra. Pero Germán así lo siente y así lo afirma, sin cortapisas.

“Aquí siempre nos han dado trabajo. No tenemos de qué quejarnos –dice con absoluto optimismo-. Y eso me alegra muchísimo, porque si yo tuviera que irme de Artemisa, me moriría. Esta tierra es todo para mí. Es el pedacito que me vio nacer y nada es más importante. “Cuando me preguntan en cualquier parte, de dónde yo soy, siempre respondo: “Yo soy cubano... ¡pero cubano de Artemisa!...Y ahora que tengo un equipo de pelota, lo soy mucho más”.

En cambio, habla con pesar de que en el extranjero no se conoce demasiado la música cubana más contemporánea, aunque la “música vieja” (Sindo, Corona, Matamoros, María Teresa Vera...) sí ha hecho empatía con seres humanos de todos los confines, al extremo de que en la distante Finlandia les han pedido de pronto el gran clásico de Isolina Carrillo: Dos gardenias.

Planteando arreglos más modernos a temas ya reconocidos, Germán trata de imprimirle su propio sello a cada uno de los temas interpretados, los cuales suele poner a consideración del respetable público, el cuarto viernes de cada mes, en el Parque de la AHS, a partir de las nueve de la noche.

“Me siento muy feliz con la agrupación – asevera Germán-. Somos una familia muy disciplinada y con un gran sentido de pertenencia. No me gusta quejarme. Me gusta echar pa´lante, como decimos los cubanos. A pesar de todas las dificultades, es posible hacer buen arte y buena música en nuestro país”. Reiterando el agradecimiento infinito a todas las instituciones culturales, políticas y gubernamentales de su municipio y de la provincia, Germán y su agrupación demuestran sentirse a sus anchas en una tierra donde todas las puertas se les han abierto con una sonrisa.

Enero 23, 2018 - 10:30am
- 21/04/2014 1 comentario | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Sonia
- 2018/01/25 - 08:58
1
Mis más sinceras FELICITACIONES para el Quinteto Angerona. Les quiere mucho, Sonia de ArTV

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES