9:15 am.
- 22/02/2015 0 comentarios | | |

El ángel de la décima

Angelito Valiente y el Indio Naborí, fueron protagonistas de la Controversia del Siglo en el año 1955, en San Antonio de los Baños primero, y en Campoarmada después
René Fuentes Cintado renito@gmail.com

¿Sabía usted que la Décima tiene un ángel? Pues sí, tiene uno. Ángel Miguel Valiente, poeta nacido en San Antonio de los Baños el 28 de Febrero de 1916 y fallecido el 21 de Enero de 1987. Este humilde cantor sintió la poesía en lo más hondo del alma y la paseó por Cuba y el mundo entero, dejando en todas partes una estela de admiración y cariño.

Este hijo ariguanabense, martiano de arriba a abajo, guajiro como la palma y autodidacta como quizás ninguno, supo desde niño hacer de la espinela una especie de antídoto frente a las dificultades que presentaba la familia campesina en esa época. Cuentan que José Marichal, un poeta de relieve nacional, en una canturía, le dijo:

“Niño, canta”…y para asombro de todos, el niño cantó, quizás sin darse cuenta que en aquellos versos tan simples que soltó al viento, estaba la simiente de quien sería después uno de los poetas más prodigiosos de Cuba.

Ello lo demuestra el hecho de haber sido, junto con el Indio Naborí, protagonista de la Controversia del Siglo en el año 1955, en San Antonio de los Baños primero, y en Campoarmada después. Hasta hoy, nadie ha podido hacer algo ni remotamente parecido a lo que hizo, frente a un hombre de una vasta cultura; sin embargo, el ariguanabense supo ponerse a la altura de un oponente que le exigía una precisión exacta de cada palabra que dijera en el escenario.

Pero el poeta no era solo exquisito en los versos que tejía, sino que era enérgico a la hora de no permitir una injusticia. Por eso sus décimas siempre eran dardos para clavar en el pecho de los causantes de aquellos males. Por ese motivo estuvo preso una tarde en Quivicán, por cantar con Naborí una décima contra la dictadura que Batista había implantado a través de un golpe de estado.

Fue miembro del Partido Socialista Popular, por lo cual en ocasiones hubo emisoras de radio que no lo aceptaban, pese a ser muy reclamado por los oyentes. También algunas empresas le cerraban los contratos, como por ejemplo la firma Partagás que lo expulsó del programa patrocinado por ella.

Sobre este hecho se hicieron muy populares unos versos cuyo autor se desconoce y dicen así: “Pueblo de Cuba: el Gerente/ de la firma Partagás/ y otros políticos más/ han desplazado a Valiente”.

Pero el repentista abnegado, no solo fue un eterno defensor de los derechos del pueblo, sino que también supo crear una familia merecedora del respeto de todos.

Sin embargo, tenemos una gran deuda con él, pues muy pocas veces se nombra, no se pasan sus imágenes en la televisión, no se publican las fechas de nacimiento ni de muerte en ningún órgano de prensa y mucho menos se ve su foto en la presentación de Palmas y Cañas, donde amerita un puesto junto a los demás grandes.

En lucha contra ese olvido, el Bosque Martiano de su propio municipio tiene escrita en una gran piedra una de las décimas más evocadoras que se haya escuchado nunca sobre el tema de la libertad.

Tratando de rescatarlo del olvido, el autor de estos párrafos cantó la siguiente décima en Güira de Melena: “Que lástima que Valiente / cantor de tantas hazañas/ no tenga en Palmas y Cañas/ una foto permanente. / Si no fuera por el puente / viejo del parque del río / no supiera el pueblo mío / que un ángel en el espacio / cambió el oro del Palacio / por el guano de un bohío”.

Con el mismo propósito, la Uneac en la provincia tiene establecido el 28 de Febrero como el Día de la Décima, coincidiendo con el aniversario de su natalicio. El acto central se efectúa en el Bosque Martiano con un guateque a la sombra de los árboles que se mecen agitados por el viento como si también estuvieran aplaudiendo al Ángel de la Décima.

Angelito Valiente junto al Indio Naborí
Angelito Valiente junto al Indio Naborí
9:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES