9:00 am.
- 18/04/2017 0 comentarios | | |

Aferrarse a la memoria de Irma Echeverría

Numerosas fotografías, ropas, el bolso preferido y la boina del uniforme usado durante la Campaña de Alfabetización, llegaron al Museo de San Cristóbal de manos de Juan Antonio González Castro, miembro de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) en La Habana, y muy cercano al matrimonio de Saturnino Alemán y Elena Echeverría, hermana de Irma.
Elena Milián Salaberri elenams18081966@gmail.com

Una nueva donación de pertenencias de la llamada “Maestra de la flor”, Irma Echeverría, enriquece los fondos patrimoniales del Museo Municipal de San Cristóbal, cuya sala de exposiciones transitorias dedicará su Muestra del Mes en mayo a la emblemática educadora, fallecida en 1962, cuando solo contaba 21 años.
Numerosas fotografías, ropas, el bolso preferido y la boina del uniforme usado durante la Campaña de Alfabetización, llegaron a la institución de manos de Juan Antonio González Castro, miembro de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) en La Habana, y muy cercano al matrimonio de Saturnino Alemán y Elena Echeverría, hermana de Irma.
González transmitió el agradecimiento de la familia por todo el trabajo de rescate de la memoria de la joven alfabetizadora, “quien  pudo trascender por múltiples razones, desde su belleza hasta su bondad, pero tuvo el mérito inconmensurable de hacerse vital para un pueblo, por vivir de manera auténtica e intensa su breve existencia, trunca a causa de una leucemia fulminante”.
“Más allá de las acciones emprendidas por el museo, donde ya están su uniforme, las botas, el farol, su vaso y los cubiertos, existe el propósito de colocar una tarja en las ruinas de su casa natal, en la finca Dos Hermanas, del asentamiento de Aspiro”, anunció.
Por su parte, Sonia Garriga, especialista de la citada institución, recordó el impacto de Irma en la vida de la localidad, donde hoy numerosos centros docentes y productivos llevan el nombre de Irma Echeverría (14 de mayo de 1939- 31 de agosto de 1962).
Si bien la joven es recordada por la filantropía como estilo de vida, su quehacer en la Campaña de Alfabetización en las lomas de El Rangel le hizo ganar notoriedad y, al decir de no pocos, pareciera que aún se adentra en las sierras, con la flor en el pelo, cabalgando en su caballo Lucero, corcel de paso seguro hacia la historia.

9:00 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES