8:15 am.
- 29/07/2014 0 comentarios | | |

El 26 en el alma del pueblo

Intensas emociones vivieron quienes tuvieron el privilegio de participar en el acto central por el Día de la Rebeldía Nacional efectuado en la provincia de Artemisa. Les ofrecemos algunas de las impresiones que este equipo recogió en los días posteriores al 26 de Julio
Varios Autores digital@artemisa.cip.cu

 

Ulises Guilarte De Nacimiento, miembro del Comité Central y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba.

“El movimiento sindical se insertó en el espacio de compromiso y movilización del pueblo para festejar el 26. De Artemisa hacia el Moncada salieron muchos jóvenes trabajadores y dirigentes sindicales.
“Los desafíos actuales son diferentes, el país necesita fortalecer su economía, elevar los índices de eficiencia, alcanzar su sostenibilidad y prosperidad, por lo cual nos hemos consagrado a consolidar las tareas de la producción y los servicios”.

 

 

 

Graciela Aguiar (combatiente de la lucha clandestina. Natural de Santiago)

“El 26 de julio fue un despertar que impulsó el camino a seguir, era lo que esperaba nuestra generación, lo que soñamos, un momento inolvidable. Hacía falta ese día, y lo comprobamos ahora en nuestro relevo, en los jóvenes.

“Estuve entre las muchachas que nos preparamos para el alzamiento de Santiago. Ayudábamos a ocultar compañeros; tuve una tarea que recuerdo con mucho amor: llevar el primer refuerzo de combatientes a la Sierra; y creo que sin el 26 de julio no hubiera sido posible ninguna de las acciones que sucedieron después, ni el triunfo de la Revolución”.

 

 

Alejandro Ferrás (asaltante al Moncada. Natural de Jibara, Holguín. Atesora el sitial Moncada, en Cayo Hueso, La Habana)

“Hoy tenemos libertad, y lo que fuimos a buscar aquel 26 de julio fue precisamente eso. Mis hermanos, ya fallecidos, Armelio y Antonio, también participaron en las acciones. Los tres habíamos estado en la Joven Cuba, junto a Antonio Guiteras, y prácticamente teníamos perdidas las esperanzas de encontrar un líder como él porque todos eran politiqueros, hasta que conocimos a Fidel. Entonces le dije a los muchachos ‘ya conseguimos el líder que buscábamos’”.

 

 

 

Víctor Antonio Fernández, estudiante de sexto grado de la especialidad de Guitarra, en la Escuela Vocacional de Arte Eduardo Abela, en San Antonio de los Baños.

“Fue una emoción doble. Tuve el orgullo de cantarle a la historia valerosa de este pueblo de donde salieron tantos moncadistas, donde también Maceo libró sus últimos combates y burló la trocha de Mariel a Majana, y cuna de tantos otros patriotas como Villena, Magdalena Peñarredonda, Carlos Baliño; además, pude intervenir en la parte cultural del acto y regalarle mis versos a Raúl, Ramiro Valdés y al resto de los protagonistas de la gesta que vinieron hasta Artemisa a celebrar el Día de la Rebeldía Nacional”.

 

 

Florentino Fernández (artemiseño asaltante al Moncada, que consiguió la mayoría de los uniformes usados por los revolucionarios durante el asalto)

“En un aniversario más del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, y como artemiseño, al estar aquí en mi tierra, me siento muy emocionado. Un día como el 26 de julio, donde se reviven tantos recuerdos, y estamos los moncadistas junto al pueblo celebrando esta fecha, nos sentimos orgullosos de lo que hicimos por el bien de la sociedad, para que años más tarde existiera una Revolución como la que defendemos hoy”.

 

Wendy Ferrer, estudiante de sexto grado de la Escuela primaria Carlos Rodríguez Careaga, en Artemisa.

“Fue un momento que no olvidaré nunca, de mucha emoción. Se me concedió el privilegio de transmitir, a nombre de los pioneros, un mensaje de agradecimiento a quienes pusieron en juego su vida para que esta generación tuviera un país distinto a aquel oprimido en el que les tocó crecer”.