Arnaldo Rodríguez: Remos dorados
3:09 pm. - 24/09/2017 0 comentarios | | |

Arnaldo Rodríguez: Remos dorados

Junto a Ismael Carbonell formó una dupla de lujo, complementada en otras modalidades por otros excelentes remeros, capaz de dominar las regatas en nuestro continente desde los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987, cuando lograron el metal dorado en el cuatro sin timonel.
Osniel Velasco Hernández osnielvelazco10@gmail.com

El remo cubano ha conquistado muchas preseas en los juegos multideportivos en nuestra área geográfica y uno de sus mejores exponentes es Arnaldo Rodríguez Silva, integrante de la mejor generación de remeros de la mayor isla del Caribe.

Junto a Ismael Carbonell formó una dupla de lujo, complementada en otras modalidades por otros excelentes remeros, capaz de dominar las regatas en nuestro continente desde los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987, cuando lograron el metal dorado en el cuatro sin timonel.

La gran alegría de su carrera llegó en la edición habanera de los Juegos Panamericanos, cuando sacó cuatro títulos de las aguas de la presa La coronela, tres de ellos compartidos con Carbonell. En total conquistó seis medallas de oro y cuatro de bronce a nivel continental, mientras en los Centroamericanos y del Caribe su cosecha fue de siete metales áureos y dos plateados.

Protagonista, una vez más junto a Carbonell, de la mejor actuación del remo cubano en Juegos Olímpicos, pues en Barceolana´92 llegaron a la final del doble con timonel, junto a Roberto “el waco” Ojeda, y se ubicaron en la quinta posición.

Aunque no nació en nuestra provincia, tenemos el privilegio de que haya escogido un lugar bien cercano al canal de remo José Smith Comas, en Caimito, para vivir. Entre sus mejores legados está su hijo Arnold Rodríguez, uno de los mejores canoístas de la actualidad en Cuba y medallista de bronce en los pasados panamericanos de Toronto´15.

3:09 pm. - 24/09/2017 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES